Caricias.

Algo tan simple como acariciar, cerrar los ojos y dejar a tu cuerpo que sienta, dejar que tu piel acumule huellas, energías, manera de querer, de dar amor.
Dejar que tus músculos se relajen y que tu boca dibuje una sonrisa. Dejar que tu cabeza no piense, llegar a dejar la mente ne blanco. Dejar que tu bello se erice y olvidar vergüenzas y cosquillas.
Acariciar tan suave, tan rápido, tan fuerte, tan lento que tu corazón se hinche hasta estallar de amor y de placer, hasta tener ganas de abrazar, de besar. Darte cuenta de lo bonito que es tocar y ser tocado, de lo bonito que es sentir.
Vivimos tan deprisa que se nos olvida que para vivir son necesarios los 5 sentidos y para disfrutarlos es imprescindible parar y estar en el ahora, vivir un momento que nunca volverá.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s